Ensayo: La comedia y la tragedia

por Manuel Gianinni Urrutia
Toda religión se organiza y construye en torno a una palabra: Sagrado. De la cual se derivan una serie de consecuencias, dependiendo del significado que le asignemos. Lo Sagrado es lo separado en una doble dimensión: El mundo construido por el hombre y el espacio tiempo de lo universal. Pero, Lo Sagrado, además posee un característica especial, en el sentido que existen cosas, sustancias y hechos, en definitiva acciones y fenómenos que le damos la connotación de mágicas, en el sentido que de acuerdo a nuestra racionalidad, no encontramos una respuesta que nos deje satisfechos:

Notas sobre un cuento

por Manuel Giannini Urrutia
“En algún punto perdido del universo, cuyo resplandor se extiende a innumerables sistemas solares, hubo una vez un astro en el que unos animales inteligentes inventaron el conocimiento. Fue aquél el instante más mentiroso y arrogante de la historia universal”. -Nietzsche Introducción a una Esperanza. La noticia de la hospitalización, no les había llegado a los miembros del campo, dado que ella, vivía en la ciudad. Un vecino que venía de hacer un trámite en esa, les comunica que la copucha y el comentario de los conocidos de la ciudad, era: Se encuentra enferma y hospitalizada, la dueña de la estancia, más una serie de detalles anecdóticos, respecto a la venta de dicha propiedad a un conocido abogado de la zona.

Akenatón y su jugada monoteísta

por Manuel Giannini Urrutia
“Existe un solo Dios, Ra y el faraón es su profeta”1 Frase, muy parecida a una oración del Islam. La salida del Sol es un proceso diario que se repite desde la noche de nuestra historia conocida y continuara más allá de nuestra corta existencia terrenal: Todos los días saldrá el Sol y mañana saldrá de nuevo y yo, en un futuro cercano, desconocido para mí, pero concreto, ya no estaré para saludarlo.

En Torno a la muerte

por Manuel Giannini Urrutia
“Dios ha muerto.” -Nietzsche “El hombre ha muerto.” -Foucoult De los dimes y diretes, algo nos debe quedar meridianamente claro: “La pálida muerte llama con el mismo pie a las chozas de los pobres que a los palacios de los reyes”. -Quinto Horacio Flaco Una vieja amante, quizás la única, de la cual sobre todas las formas y cosas, de ella, se cuentan muchas historia-cuentos –aventuras y mentiras, algunas jocosas y otras no tanto, pero, es inmensamente fiel, posee, una excelente y maravillosa memoria, siempre, se recuerda y acuerda de cada uno de nosotros, con nombres y apellidos, rangos y dignidades, y nos pasa a buscar.

Una mirada a un concepto: Maestro

Vamos a señalar que el maestro enseña, y en ese proceso aprende, por tanto, para ser un verdadero y ejemplar docente, debemos saber aprender cuando enseñamos.

por Manuel Giannini
Introducción Por lo pronto, cuanto entregamos un saber, lo que estamos realizando es dar lo que poseemos1. Por cierto entonces que en ese proceso de enseñanza existen dos aprendices, uno el que recibe y el otro que en eso de entregar, también se retroalimenta de y en forma positiva2. De las leyendas, las fabulas, las parábolas y otras yerbas del camino del conocimiento. Todos necesitamos tener una leyenda a la cual echar mano, en eso de enseñar, porque, nos permite adornar nuestro relato, darle el énfasis y guiar nuestra nave educativa hacia el puerto deseado.